El bloqueo de los camioneros llevó a la soja a su máximo histórico en Argentina

Se cerraron contratos de hasta 5.700 pesos la tonelada en el Gran Rosario. Trigo y maíz también subieron.

Los problemas de los exportadores para hacerse de mercadería, a raíz de los bloqueos organizados por transportistas autoconvocados, llevaron a la soja a su máximo valor nominal histórico.

Según el Monitor Sio Granos del Ministerio de Agroindustria, que releva los precios pagados por los cereales y oleaginosas en todas las regiones del país, en el Gran Rosario la soja se pagó a un máximo de 5.700 pesos, cuando un día antes había alcanzado los 5.650.
En toda esta semana en que el ingreso de camiones a los puertos del Paraná se redujo más del 70 por ciento, el precio pagado por la soja no paró de subir.

Un dato importante a tener en cuenta es que, en Chicago, la oleaginosa también venía mejorando su cotización pero esa tendencia se frenó este viernes.

Para la Bolsa de Comercio de Rosario, la explicación fundamental es el “mercado obstruido” por las protestas de los camioneros.

“El mercado continuó muy trabado por la persistencia de inconvenientes logísticos para la entrega de mercadería, al igual que toda la semana. Este hecho hizo que los compradores estuviesen dispuestos a aumentar sus ofertas de compra en el segmento disponible para los tres granos principales (soja, trigo y maíz), ya que los vendedores se mostraban un poco reticentes a enviar su mercadería”, indicó la entidad en su comentario diario sobre el mercado.

Así fue que, en el recinto de operaciones, los compradores de la oleaginosa elevaron sus propuestas y ofrecieron abiertamente 5.650 pesos por tonelada para la entrega inmediata; es decir, 50 pesos más que en la jornada previa, tratando de convencer a los vendedores de trasladar su mercadería.

Sin embargo, las expectativas de venta habrían rondado los 5.750 pesos por tonelada, con lo cual “no se descartan operaciones entre estas dos puntas”, reconoció la Bolsa rosarina.
La imposibilidad de conseguir los granos, mientras los buques esperan ser cargados, hizo que también subieran las ofertas para los cereales, en contraposición con lo sucedido, donde ambos también cayeron.

Fuente: agrovoz.lavoz.com.ar