La Bolsa de Cereales recortó en 1 Mtn la estimación de producción de soja y en 2 Mtn la de maíz

Por la sequía, la entidad estimó 50 millones de toneladas para la oleaginosa y 39 millones de toneladas para el cereal. También previó bajas para el sorgo.

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires recortó las estimaciones de producción de soja y maíz a causa de la sequía.

En el caso de la soja, la entidad señaló que la “prolongada condición de déficit hídrico continúa comprometiendo el potencial de rendimiento a cosecha, tanto en lotes de primera que se en su mayoría transitan etapas críticas, como en cuadros de segunda que registran importante retraso en su desarrollo”.

Por eso, y con vistas a un pronóstico sin lluvias para las regiones comprometidas, redujo la proyección de producción a 50 millones de toneladas, lo que representa 1 millón de toneladas menos en comparación al informe previo y 7,5 millones de toneladas menos en comparación al cierre del ciclo 2016/17.

Con respecto al maíz, la Bolsa señaló que gran parte de los lotes sembrados en fechas tempranas “continúan llenando granos bajo reservas hídricas irregulares, por lo cual se verían afectados sus potenciales de rinde en zonas con un gran peso productivo como los Núcleos Norte y Sur”.
“Frente a este panorama, la nueva proyección de producción de maíz con destino grano comercial para la campaña 2017/18 es de 39 millones de toneladas, un 5% menos que la estimada durante el año pasado (Primera estimación realizada durante el congreso de gruesa 2017: 41 MTn)”, detalló en su informe.

En paralelo, indicó que durante la última semana, la siembra de cuadros de maíz con destino grano comercial culminó en toda el área agrícola nacional logrando implantar 5.400.000 hectáreas, es decir, un 5,9 % más que la campaña previa, que alcanzó las 5,1 millones de hectáreas.

Por otro lado, el relevamiento reveló que la cosecha de girasol avanzó sobre el norte del país, mientras que los cuadros sembradas sobre el sector sur de la región agrícola nacional “continúan afectados por el clima seco y las elevadas temperaturas, al momento que comienzan a transitar etapas críticas para la definición del rendimiento”.

La condición de déficit hídrico también afecta el potencial de rinde en el cultivo de sorgo, cuya proyección de producción desciende a 2,9 millones de toneladas, lo que se traduce en una baja de 200 mil toneladas en comparación a primera proyección realizada durante el congreso de gruesa 2017, que fue de 3,1 millones de toneladas.


Fuente: Infocampo.com.ar